_____________________________

_____________________________

viernes, 22 de mayo de 2009

Robregordo 09

Escribo estas líneas antes de que comience la carrera del año. Lo hago para marcarme mis propios objetivos previo a este trial y poder comparar un antes con el después.

Todos los objetivos tiene que ser retantes, alcanzables y medibles. Eso es lo que dicen. Me voy a marcar dos tipos de objetivos, unos referentes al resultado de mi clasificación en la prueba y otro referente al disfrute de la misma.

Respecto a los del primer tipo me importan un bledo, pero he descubierto que cuando estás concentrado en el trial, que gracias a esa concentración, con las ganas y la ilusión de conseguir cuantos menos pies mejor, más disfrutas de él, va a ser a través de este primer objetivo como me va a salir el segundo sólo, que es el que me importa. Tengo todavía en mente el cero del año pasado en la última zona, en la que Pedropedales y Chemix me animaron a hacerla cuando ya casi estaba extenuado.

Cada día, terminar el recorrido en tiempo, dos zonas a cero (para mi nivel es mucho), y sólo una zona picar un cinco directo. Ese es mi primer objetivo.

El segundo; pasármelo lo mejor posible. Disfrutar de la compañía de otros, previsiblemente haré el trial con Karpatos, como todos los años, pero me cruzaré con mucha gente de TrialMadrid y de los foros que voy conociendo. Disfrutar de las máquinas, las joyas que se ven por Robregordo y lo que me evocan cada una, las batallitas que se cuenta de cada preparación, mejora o dificultad para encontrar esta o la otra pieza. Disfrutar de la interzona, impresionante. Disfrutar de las zonas, que las pongan fáciles. Y disfrutar de la post carrera, sábado y domingo, contando las mil y una experiencias que suceden durante esta magnífica carrera, que como dice Chemix, llevamos muchos esperándola todo el año.

.. y aquí esta el después. ¡Espectacular! ¡Grandioso!

Primer objetivo, cumplido, pero poco me importa. El primer y segundo día conseguí más de dos zonas a cero, y únicamente me piqué una zona cada día con un cinco directo. La 17 creo recordar el primer día, que era una zona donde había un giro sobre piedra muy puntiaguda y ciertamente, peligrosa. La denomino la zona puñales. El segundo día la cambiaron y pusieron un regalo. La que me piqué un cinco directo el segundo día fue la famosa zona 16 creo en la que el año pasado el mismísimo Soler se dio una buena bofetada.

Pero del segundo objetivo he conseguido salirme del supertarget. Magnífico ambiente el que se crea en Robregordo. Viene mucha gente de todas partes y aún desconocidos, la gente trata de apoyarte en todo. Hay un ambiente de compañerismo y camaradería difícil de explicar y de encontrar en otros ámbitos. La dureza de la prueba, si llueve o ha llovido se incrementa, hace que la gente se vuelque con el que va al lado. He visto muchas reacciones casi instintivas de unos pilotos con otros que incluso pueden ser rivales de la carrera o del campeonato. Pero Robregordo es otra cosa. ¡Que pena, a esperar todo un año!


Lo primero es cuando va llegando la gente al paddock. Saludos, risas alguna nerviosa, coñas, que si te voy a mojar la oreja, que si esa innombrable se va a romper, ¡con una Honda ya podrás!, etc...


El trial lo corrí con Pablo Avilés, Karpatos mucho recorrido. Tuvo la deferencia de esperarme 40 minutos el sábado por diferencia en la hora de salida, mientras que el domingo, que las salidas sucedieron al revés, me dejó que no le esperara yo a él. Gracias, Pablo! No sólo por esto sino por todo lo demás.







El mismo paddock es un museo en sí, con motos de la época que a mi me traen recuerdos casi olvidados en un rincón del disco duro. Con alguna restauración muy bien hecha y con, cada vez más, superpreparaciones de dudosa estética.


La rampa de salida: ¿porqué la harán tan estrecha y empinada?




La interzona, mucho mejor que muchas de las salidas de enduro de antaño. Mucha senda, río, parajes preciosos, naturaleza, monte, altura, humedales, pozas de barro, ascensiones reviradas, bajadas de horquilla a tope y manaza en maneta, etc... Muy recordada la subida por la traza del gasoducto que, sobre todo el domingo tenía bastante barro y más de uno sufrimos de lo lindo. Increíble la escena que coincidí en esta cuesta de los dos ingleses, uno con una pierna amputada y otro con casi ceguera. Y es que la cuesta se las traía. A alguno a pié de cuesta quiso atrochar por el lateral izquierdo dónde había un bosque. Aunque luego después de la carrera le entró una especie de amnesia y no recordaba lo que intentó.

Las zonas, perfectamente marcadas, clásicas, sin peligro pero con su dificultad, que las hacía sumamente atractivas. Sin la dificultad de Robledo de Chavela de éste año y tampoco eran ratoneras que lo único válido es el giro cerrado en la palma de la mano. La combinación interzona - zona me pareció una maravilla. El hecho de que afrontaras ciertas zonas con el cansancio acumulado de la interzona es un factor a tener en cuenta. La dificultad añadida que sólo yo he podido disfrutar en este trial. Y es que había que contar con este aspecto. El sábado lo pasé peor, llegando a las zonas 18, 18 y 20 en la que la moto iba por dónde quería ya que los brazos no me daban de sí. La interzona te iba agotando, y meterte en la zona con cierto cansancio no era aconsejable, por tanto descansabas, pero el tiempo iba contando. Al final haces balance entre lo que debes descansar y la afrontas. ¡Es clave el fondo físico en Robregordo!

La moto se comportó de forma irreprochable. El motor cómo tira en tercera con una punta de gas por las pozas de barro. En las zonas, suave pero firme al vez. Tuve oportunidad de coger la moto de Karpatos y en cuanto a motor es radicalmente distinta. Tiene su moto mucha menos salida, es como más lenta de reacciones ante la solicitación de gas. entiendo que es una cuestión de carburación.

El cambio en la interzona, bien. En cuanto al embrague, no me acostumbro a utilizarlo en las zonas salvo en casos de bajadas a muy baja velocidad. tampoco es que tenga intención de usarlo contínuamente. Los magicals se comportaron bien pero siguen estando blandos, aunque en este trial no había muchas oportunidades de hacer tope.

Referente a la horquilla, quizás tenga razón Pablo, que la llevo muy blanda, SAE 5. el lleva SAE 10, y va bastante más dura. Su comentario, al probar mi moto fue que te hundías de delante al tocar el freno. Pero es que el freno de delante de mi moto está muy ajustado y con los forros nuevos, lijados y ajustados al tambor es muy efectivo. Por cierto, los forros de las zapatas delanteras y traseras son marca El Pato, cambiados en una tienda de frenos e hidráulica de Sanse. Del freno de detrás no se puede decir lo mismo, no consigo la efectividad del delante. De hecho durante la carrera con la cantidad de cuestas abajo tan importantes que había, eché mucho en falta la retención del delante, aunque me lié con una cosa muy simple, el tensor de la palanca de la leva. Al querer más retención, quise tensar la varilla. Como lo hice sin bajarme de la moto, me lié y la destensé. ¡Por lo menos un par de veces!

Repaso las zonas, sobre todo porque no quiero olvidarlas. Hago algun comentario que no tiene ninguna importancia, pero es para poder acordarme.

Zona 1: Rullueco 1. Tierra, fácil, ideal para ponerla la primera. Un giro amplio en subida y otro giro contrario cerrado de salida. Ceros sábado y domingo.




Zona 2: Rullueco 2. Con más dificultad pero asequible. En roca, con una subida y giro cerrado a izquierdas en subida y bajada. Giro a derechas, suave giro a derechas en subida con escalón intermedio y salida en giro a izquierdas con escalón. 2 y cero.





Zona 3: Los Cercados. No la hacíamos los amarillos pero estaba en una interzona preciosa.

Zona 4: Canchos I, el sábado. En cuesta con giro previo. Saqué un dos meritorio creo. Javier Vila pateando sacó una piedra clave y le estuvimos bacilando. Canchos II, el domingo. Río difícil y con salida en escalón y giro. Cinco después de pelear mucho atascado en la salida peleando por el tres. Julián Sanz de juez.

Zona 5: De río. Bastante fácil, un cruce del río y luego podías ir por el margen. La salida tenía una rama que te daba en la cabeza. Me encuentro a Alfonso Bardo. Un cero el sábado, tres tonto el domingo.

Zona 6: El sábado, zona en cuesta importante sobre tierra resbaladiza. Me saco un dos meritorio y arranco algún aplauso. El domingo zona con un giro importante en cuesta arriba también. Me saco un tres después de una mala actuación a la salida. Pepe Rathmel detrás mío se cabrea por la falta de tracción de su cota 330. Estos comentarios los realizo para acordarme de la zona y el momento.






Zona 7: Cuestón. No la hacíamos.Pasabas de largo entrando por la puerta de la zona.

Zona 8: Las roturas. No estoy seguro, pero puede ser un larga subida con dos giros en medio, suaves la que el primer día me quedé a puertas con un cinco y a Karpatos le pusieron un cero de gracia por obstrucción a la salida. El Domingo estaba Torralbo y me marqué un cero.

Zona 9: La selva. Después de una larga interzona, la vaguada igual que la del año pasado. El sábado cero y el domingo se me fue la moto a la salida con gran pendiente y me ayudó a salir King Scorpion que estaba por allí.

Zona 10: Una de las más difíciles del trial en cuesta con un escalón arriba, que el primer día fiasqué por no subir con decisión y el segundo cinco directo. Javier Vila el sábado se marcó un cero que nos dejó boquiabiertos. No era zona de amarillos.

Zona 11: De río en el Campo de fútbol. Con fuerte escalón de bajada que te hacia abrir mucho. Creo que la que marca se llama Conchi y siempre está ahí. Treses arrastrados los dos días, cuando se podía hacer a cero, sobretodo después de haber visto a JR Pigneira (Pepe Rathmel) abrirse nada más bajar el escalón.

Zona 12: También en el campo de fútbol, en la ladera de enfrente al río. En cuesta con dos giros el segundo muy cerrado. Un punto el sábado y un tres el domingo.

Zona 13: La última del campo de fútbol. Con dos montículos, un paso estrecho, un giro importante y una subida fuerte con una peña en medio que había que cogerla por la derecha. De jueza la colega de muchos triales muy protestona. El sábado tres, el domingo uno.


Zona 14: La mejor. Refrigerio y alegría a la vista. ¡Qué ricas las dos! Seguías la interzona con otro ánimo. Jodó el Eduardo cómo se rodea, ya sé porqué no corre.

Zona 15: Arroyo Risca 1. Pues no la recuerdo, pero creo que es de río con un árbol en medio, que ya la pusieron el año pasado, sólo que el río iba mucho más crecido.

Zona 16: Madarquillos 1, el sábado. En roca sobre ladera al igual que el año pasado. Se cayó Alfonso Bardo. Zona difícil. Creo que enfiasqué.
Madarquillos 2: Sólo domingo. Muy difícil el giro cruzando el riachuelo. Dificultades para todos. Dónde en 2008 Manuel Soler se la pegó. Es de mucho más nivel que amarillos.


Zona 17: Laderas 1. Sólo el sábado. La puñales. En roca y tierra con piedras angulares y de punta. Peligrosa. La piqué directa. Laderas 2. El domingo. Mucho más asequible con giro y cuesta prolongada. Lallorea antes que yo marcó un dos cuando vimos desde la puerta Jesus G9 y yo como la juez sacaba los dos dedos, porque a él no le podíamos ver desde la puerta. Me marqué un cero y luego Jesús Berzosa otro. Al salir hice un caballito que dijo el Corsino que me había quedado muy mal. Seguí la interzona con Peperathmel, Corsino, Lallorea, JesúsG9 y J.L. Quer en fila india hasta la zona 18.




Zona 18: Arroyo Risca 2. De rió. El sábado creo que enfiasqué. El domingo me la pateé bien para comprobar profundidad haciendo de nuevo un comentario Corsino. Me salió un dos. A la salida, fuera de la zona me indicó mal el pica y me atasqué en una subida.


Zona 19: La Malena. El sábado un tres, el domingo un cero. El domingo de juez estaba el chaval del club Motocrá que estaba de organización en Villar del Olmo.

Zona 20: Estebas. En cuesta después de una preciosa interzona en cuesta arriba con grandes giros. En un lugar sombrío, rodeado de robles. Dos cincos creo, cuando podía haber sacado mucho menos. Chema sacó muchas fotos en esta zona el domingo, y ahí estaba animando a todo lo que se moviese.



Aquí dejo un enlace con un mapa.

Es una pena que se disfrute una vez al año, pero iré todos los años hasta que el cuerpo aguante, eso lo tengo claro..

1 comentario:

VTT dijo...

Muy buena crónica. Gracias sobre todo porque me has hecho recordar las zonas, que las tenía medio olvidadas. Enhorabuena por tu carrera.